lunes, 14 de abril de 2008

DECLARACIÓN PÚBLICA

Declaración pública


Ante los últimos acontecimientos, la Organización Política Inquietando desde el Margen repudia la decisión del Tribunal Constitucional frente al tema de la píldora del día después.


Creemos que la arbitraria decisión profundiza no sólo la eterna discriminación hacia las mujeres sino que también la desigualdad entre las clases sociales donde día a día l@s pobres enfrentamos un sistema que no permite el igualitario desarrollo, donde los sueldos, la salud y educación siguen dependiendo del estrato socioeconómico al que se pertenezca; así se demuestra con dicho fallo, donde serán las mujeres pobres las que no podrán acceder al postinor-2 gratuitamente. Esto deja de manifiesto que aún la iglesia católica y la derecha de este país ocupan todos sus recursos para detener cualquier avance en igualdad y derechos moralizando el derecho a decidir.


Frente a los hechos suscitados INQUIETANDO DESDE EL MARGEN insta a las mujeres del pueblo pobre y marginado a organizarce para exigir y acceder a un completo plan de maternidad voluntaria (educación sexual, anticoncepción, pastilla del día después, aborto, etc.), además del cese de las políticas de desigualdad de clases sociales y la revisión de la separación de los poderes fácticos de este país.



INQUIETANDO DESDE EL MARGEN

14 de abril 2008

CHILE

3 comentarios:

ATYCE dijo...

Compas míos, discrepo en lo último que se escribió al respecto del aborto en la declaración. No creo que sea maternal decidir ante el aborto, porque no creo que mi "derecho" legítimo a decidir, limite el derecho de otro ser a decir sobre su existencia. Una verdadera decisión en libertad y legítima jamás puede avasallar a la otra, sino que solo es abuso de poder y dominación.
Es distinto el tema del aborto al tema de la pastilla o al de los anticonceptivos en general. Cuando ya no soy la única persona involucrada en mi decisión personal, entonces ya no puede ser personal precisamente.
Defiendo el derecho de aquel que no sabe hablar y del cual desconozco, pero amo por existir y respeto su vida, por pequeña, indefensa, desconocida que sea.
Un poco hacer ese alcance.
Creo que debería ser tema de discusión entre nosotros.

Un abrazo fraterno,
Karla Huerta.

Inquietando desde el Margen dijo...

compañera, cuando nos referimos a maternidad voluntaria es para incluir todas las formas existentes, sin discusión moral de por medio, sino como una forma de hacernos cargo de una realidad que se vive a diario en el pais, ya que el número de abortos ilegales y en pesimas condiciones higienicas es alto.
por tanto aunque de forma individual no estemos a favor del aborto, no podemos generalizar hacia el resto de la población.

respuesta absolutamente mía.

angela
inkieto chillán

ATYCE dijo...

Toda la razón compa, pero creo que no podamos limitar nuestras formas de pensar y de solucionar los problemas a las existentes por necesidad, porque en ese caso jamás ni siquiera me atrevería a imaginar un mundo sin capitalismo. En ese sentido creo que no puedo estar a favor de algo pensando solo en la cantidad de abortos ilegales que existen, porque por lo poco que sé, eso es motivo de pobreza, y la pobreza queremos eliminarla para eliminar este tipo de actos inhumanos y así muchos otros, me da la impresión.

Reitero, es correcto negarse a la imposición de visiones morales o ideológicas a la generalidad de la población, pero en ese caso entonces estaríamos de acuerdo con el empresario que explota porque simplemente no le podríamos exigir que pensara o viviera humanamente y en respeto, porque eso sería sobreponer nuestros valores, y así también con el asesino que siente la necesidad de matar.
Que fome que tenga que dar estos ejemplos para que se logre entender que precisamente no se puede obligar a toda la población a tener una visión y así tampoco no se le puede negar a ningún ser de este mundo la vida, porque mi derecho y mi decisión no puede subyugar a otra.
Es tan sencillo como eso a mi parecer. En esto responden los sentidos básicos de nuestras ideas.

En esto quiero decir que la decisión es legítima si no pasa por encima de la decisión de otra persona.
Cuando hablamos del aborto, no hablamos de una mujer, hablamos de dos personas.


Un abrazo Ángela :)
(Insisto que deberá ser tema de discusión.)

Karla.